El marketing en la ciencia

Por Abraham Cisneros-Mejorado, Posición Posdoctoral en Fac. de Medicina, Depto. de Neurociencias UPV/EHU

Probablemente hayamos oído hablar sobre el papel que juega el marketing o la mercadotecnia, propiamente dicho- sobre un mundo abstracto y estricto como lo es el ambiente científico.

El marketing es considerado por algunos como una ciencia, aunque no todos están de acuerdo. Lejos de luchar por encontrar el balance sobre si es o no una ciencia, permítaseme encontrar en este espacio una analogía entre un experimento científico y el marketing. Ese marketing en el mundo de la ciencia que intenta atender las demandas del científico y de la ciencia misma.

En este proceso de inmersión al lado del científico, el marketing se envuelve en una serie de observaciones y experimentos técnicos que le conllevan posteriormente a la elaboración de un resultado del cual se podrá concluir su eficiencia y su inclusión en el laboratorio, en los experimentos científicos y por tanto, en la ciencia.

Analogía marketing/ciencia

Analicemos groso modo algunos hechos y sugiramos pertinentemente si esta analogía de la que hago mención es válida o no.

Supongamos que observamos a un científico que está buscando respuestas de un fenómeno (cualesquiera) y sus efectos sobre algún sistema particular. Puede ser cualquier sistema físico, biológico, químico, matemático, etc. En algún momento, el científico tras observarlo intentará describirlo e inclusive intentará controlarlo, dentro de los límites del laboratorio, para posteriormente poder manipularlo (aunque la manipulación signifique haber creado un modelo del fenómeno real al que pueda controlarse las variables principales). Y finalmente obtener unas conclusiones sobre los efectos que tiene en el sistema de estudio.

Muchas de sus técnicas de experimentación podrían ser realizadas en/con dispositivos comerciales, los cuales fueron estratégicamente diseñados para esos experimentos. Ahora bien, espero, a estas alturas se detecte el punto de analogía, es decir, el marketing bien podría ser un experimento. En primer lugar al convertirse en analista de observación sobre las demandas de un científico (que quiere algún producto que pueda aplicar en la resolución de sus experimentos) y en segundo lugar al experimentar, realizando y/o diseñando máquinas, compuestos químicos, equipos sofisticados, materiales básicos, etc. Al final, el científico dará el visto bueno del producto diseñado o propuesto por un agente de mercadotecnia y esto representa la conclusión del experimento mercadotécnico. Lo interesante es que existe siempre una retroalimentación positiva entre éstas áreas, produciendo las herramientas útiles que los científicos necesitan.

Caso de marketing aplicado en ciencia

Imaginemos que se intenta determinar el efecto de los campos magnéticos externos sobre sistemas biológicos (imaginemos células del cuerpo expuestas a estos campos). Éste es un fenómeno de interés actual y ahora nos sirve para ejemplificar; el científico determinará los efectos de esto diseñando para ello algún dispositivo capaz de producir magnetismo controlable y después, con este dispositivo, poder aplicarlo sobre el sistema biológico. El diseño de tal dispositivo podría inicialmente ser meramente “casero”, como tener un enrollado de alambre metálico conductor; una bobina o un toroide, dos tipos de dispositivos físicos capaces de producir campos magnéticos mediante el uso de electricidad. Si el experimento lo requiere así como sus resultados es posible diseñar dispositivos como este en masa, con fines científicos/tecnológicos y en un muy largo plazo quizás, con fines terapéuticos1. El científico podrá comunicar estas necesidades, mediante el uso del marketing especializado, que se dedique a la fabricación y diseño de dispositivos de tal índole, para su posterior distribución particular y, si es fiable, su distribución global. Además, la promoción y diseño fiables y factibles serán, en parte, desarrollo crucial que la mercadotécnica llevará a cabo. Así, muchos científicos podrían requerir (aunque dicho sea de paso, quien lo requeriría sería la ciencia misma, pues el científico sería el intermediario) diseños y arquitecturas de distintos dispositivos o productos que sean útiles en la resolución experimental-tecnológica, mediante la comunicación con el marketing y posteriormente la promoción y/o distribución adecuada de tales productos.

Debo aclarar, por supuesto, que la mercadotécnica no estará forzada al diseño físico del producto en sí, puede únicamente ser partícipe en el diseño teórico. Cuando el producto es facturado por la empresa adecuada, el marketing podría distribuir la información veraz de los resultados para promover el producto.

Promoción de la empresa investigadora

Más allá de la participación en el diseño o producción de herramientas tecnológicas-científicas, el marketing puede hacer promoción de la misma casa experimentadora (dígase instituto, departamento, universidad…) y de un modo elegante (y mercadotécnico) ampliar los límites de llegada de datos y resultados prometedores. Esto es un papel un tanto difusivo. Consiste en mediar la información relevante de los experimentos científicos de un modo atractivo ante una sociedad local o global.

Al final, sea cual sea el objetivo particular del monitoreo científico, el marketing, desde el punto de vista estadístico y enlazado al mundo de la ciencia, está ahí para servir de intermediario entre un mundo abstracto y uno translacional, de modo que haya, por un lado una ayuda en la producción eficaz de los resultados del laboratorio y luego en la sociedad, y por otro una difusión y promoción veraces y oportunos sobre el trabajo del científico, sus aportaciones, sus herramientas, su área circundante y sus objetivos a corto, mediano y largo plazos.

1Existen en el mercado dispositivos capaces de generar campos magnéticos controlables, basados en bobinas (enrollado de alambre) en diferentes configuraciones (puede usted visitar www.magstim.com). Sin embargo, es muy importante aclarar que, aunque su aplicación sugerida es para uso terapéutico en humanos, no existen detalles claros y rigurosos sobre los efectos que tiene sobre los diversos sistemas que componen el cuerpo humano. A pesar de su limitada aplicación, tales dispositivos fueron diseñados en laboratorios científicos y posteriormente patentados y luego diseñados mercadotécnicamente para su distribución global. Este es un caso muy particular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Utopía

mörethanfruits

claudioinacio.com

mörethanfruits

teenvio email marketing fácil

Aplicación web de email marketing y sms marketing, gestión de campañas de email y mobile marketing en internet de forma sencilla y fácil, estadística sobre su envío de correos, control antispam, adaptada a la LOPD y LSSICE, desarrollo totalmente nacional, envíos sobre ips de alta reputación, personalización para clientes, apis y pago por uso.

Inspiring Blog

mörethanfruits

Powerful Conversations

mörethanfruits

El blog de Asier Ibarrondo

Blog sobre #contenidos, marketing de contenidos y generación de grandes audiencias digitales.

El Blog de Javier Megias

Estrategia, Startups y Modelos de Negocio

Clara Ávila

Marketing Digital y de Contenidos

Lucas García

Consultor y profesor de Innovación, Creatividad y Negocio Digital

A %d blogueros les gusta esto: